DECORACION

Iluminación: Fuentes de luz

La cualidad más importante del espacio es la luz, natural o artificial, es la que define el espacio y el volumen dónde nos encontramos. El tipo de luz y la intensidad influye positiva o negativamente en el bienestar de las personas, sobre sus emociones y sobre el estado de ánimo.

Y aquí es dónde se mide la habilidad para calibrar el punto justo de la luz en el espacio, tanto de día como de noche. Transformar la luz artificial y conseguir no modificar la estética de un ambiente con una buena iluminación. Usar la luz como elemento decorativo, dejando la iluminación en segundo plano, si fuera necesario, para que sólo resida el aspecto decorativo. O a la contra saber iluminar para que tenga la suficiente luz para realizar una actividad.
Hace unas semanas estuve hablando de la iluminación natural y de la iluminación artificial y para terminar con la luz, quería hacer un pequeño post como introducción a las fuentes de luz. La iluminación es fundamental, dónde y cómo colocarla cambia radicalmente el aspecto de la estancia, así como el color o el tipo de luz a utilizar.

Vamos primero a separar en dos tipos, incandescentes y luminiscentes:

Incandescentes

  • Lámpara incandescente: Es muy utilizada en la iluminación decorativa de interiores. Debido a su bajo coste, su buena reproducción de color y actualmente a la corriente “vintage” o “industrial” que reina en decoración y que ha rescatado formas antiguas de esta bombilla. Se consideran especialmente ineficientes y no hay que olvidar que están rellenas de gas. Poco a poco se han ido sustituyendo por las lámparas halógenas y de bajo voltaje.

iluminacion artificial fuentesdeluz
Pinterest
Debido a su luz cálida es muy recomendable para la iluminación decorativa en el hogar. No es aconsejable utilizarlas para lugares donde sean necesarios altos niveles de iluminación o donde vayan a estar mucho tiempo encendidas. Sería útil como iluminación secundaria en lugares dónde no se necesite iluminación para una actividad concreta.

  • Lámparas halógenas: surgieron por la necesidad de mejorar la eficacia de las lámparas incandescentes. Se cambió el gas aditivo que contenían las incandescentes a un gas halógeno y se consiguió aumentar la eficacia luminosa.

Son muy útiles debido a su menor tamaño con respecto a las incandescentes. Se suelen utilizar para resaltar algunas zonas (se puede controlar mejor la óptica), también se usan para iluminar estancias.

iluminacion de escalera
pinterest
Luminiscentes

Fluorescentes: pertenecen a las lámparas de descarga de baja presión. Son utilizados mayoritariamente por el público general gracias a su multitud de formas, flexibilidad de reproducción de color, emisión de luz difusa, etc. De la longitud y del diámetro del tubo dependen la potencia, cuanta más longitud más eficacia y cuanto mayor sea el diámetro (hasta un punto, desde el cual decrece) también mejor será su eficacia.

Fluorescentes compactas: fueron originalmente diseñadas para sustituir a las incandescentes. En ellas, se usan tubos de forma curvada o plegada de manera compacta y solo tienen un casquillo. Generalmente conocidas por “bombillas de bajo consumo”. Las ventajas con respecto a las incandescentes son:

  • Consumen 4 veces menos.
  • Menor potencia a igual flujo luminoso.
  • Mayor duración.

Aplicaciones de las lámparas fluorescentes: se recomienda su uso en interiores y para uso prolongado. Gracias a la gran disponibilidad de modelos las aplicaciones de estas lámparas han aumentado exponencialmente para usos comerciales.

fuentes-de-luz-artificial-01
casasrestauradas

LEDs: LED viene de la expresión Light Emitting Diode, Diodo emisor de luz. Tienen la característica de que conducen mejor la luz en un sentido que en otro. Una lámpara LED no incluye filamentos ni electrodos. Dos placas semiconductores a través de los cuales circula la corriente y se emite luz, dependiendo del recubrimiento la luz es más cálida o fría.

Beneficios de la iluminación LED:

  • Bajo Consumo: un LED necesita menor potencia para producir la misma cantidad de luz.
  • Baja temperatura: sus procesos no necesitan calor, por eso el LED emite poco calor.
  • Mayor duración: una lámpara LED dura hasta 100 veces más que una lámpara incandescente común
  • Baja tensión: habitualmente se alimentan a 24V de corriente continua, reduciendo al mínimo los riesgos de electrocución y resultando muy adaptables.
  • Sin fallos de iluminación: gracias a que no tiene filamento evita las posibles variaciones del mismo.
  • Mayor rapidez de respuesta: el LED tiene un funcionamiento más rápido que las lámparas halógenas e incandescentes.

Aplicaciones:

Anteriormente las lámparas LED se utilizaban como lámparas indicadoras, sin embargo gracias a su evolución sus usos se han disparado. Lo aconsejo, por ser particularmente útil para la instalación de luces de diferentes colores. Gracias a su duración y su bajo consumo son muy recomendadas para lugares donde vayan a estar mucho tiempo encendidas como oficinas, señalización, emergencia, etc.  Y por su bajo consumo, cada vez están siendo más instaladas en casas particulares.

fuentes-de-luz-artificial
Arquitectos Madrid 2.0

Puedes estar al tanto de todas mis publicaciones si te suscribes al blog o en las redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram. Me encantaría que dejaras un comentario.

 

Fuente: añosluziluminacion
Imagen de cabecera: Leroy Merlin

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s